Significado de Justicia (Qué es, Concepto y Definición)

Que es la justicia:

la justicia es una Conjunto de valores esenciales sobre los que debe basarse una sociedad y el Estado. Estos valores son el respeto, la equidad, la igualdad y la libertad.

En un sentido formal, la justicia es el conjunto de normas codificadas que el Estado a través de las autoridades competentes dicta, hace cumplir y sanciona cuando son violadas, reprimiendo así la acción u omisión que causó la perturbación del bien común.

La palabra justicia viene del latín Justicia que significa «justo» y derivado de la palabra sólo.

tipos de justicia

Existen cuatro enfoques o formas de aplicar la justicia:

Justicia distributiva

Se basa en la distribución equitativa de la riqueza o los recursos para que todos los ciudadanos se beneficien.

Es una forma de administración de justicia derivada del pensamiento aristotélico, cuya aplicación es controvertida en la práctica, ya que no existe acuerdo sobre los criterios que deben tenerse en cuenta para que esta distribución sea beneficiosa para todas las partes involucradas.

Para algunos autores debe prevalecer la justicia (que cada cual reciba la riqueza que se merece según su esfuerzo). En otros casos, prevalece la idea de la igualdad (todas las personas deben recibir la misma cantidad), mientras que otros autores sostienen que la riqueza debe distribuirse en cantidades mayores en caso de mayor necesidad.

la justicia restaurativa

Este tipo de justicia se enfoca en el bienestar de la víctima en lugar de castigar al delincuente. En este sentido, se busca una reparación material o simbólica del daño causado.

En consecuencia, las víctimas y los perpetradores deben ser incluidos en la búsqueda de justicia. Para ello, el perpetrador debe comprender y reconocer el daño que ha causado.

Un ejemplo de justicia restaurativa son los programas de reconciliación de víctimas y victimarios (Programas de reconciliación víctima-agresor) formado en comunidades de los Estados Unidos y Canadá donde las partes involucradas se reúnen, hablan sobre lo sucedido y sus implicaciones, y acuerdan cómo reparar el daño causado.

Justicia procedural

Este tipo de justicia establece normas y reglas que deben ser respetadas por todas las personas por igual, y prevé sanciones de diversa índole en caso de que los ciudadanos cometan una infracción.

Para ejercer este tipo de justicia se requiere un criterio imparcial, mientras que una persecución penal requiere la representación de un experto en la materia, es decir, un abogado.

La jurisdicción de juicio es ejercida por los tribunales y órganos creados al efecto por el Estado.

justicia vengativa

La justicia retributiva dicta que cada persona debe ser tratada de la misma manera que trata a los demás y, por lo tanto, debe ser castigada si comete un error. Se espera que este tipo de justicia tenga repercusiones que induzcan a otras personas a delinquir.

Un ejemplo de justicia compensatoria serían las violaciones a los derechos humanos donde los perpetradores, aunque no siempre sancionados de inmediato, son eventualmente sancionados por la justicia local o por organismos internacionales.

Ver también:

Justicia social

El término «justicia social» no tiene un origen claro, pero se sabe que fue introducido en Europa en el siglo XVIII para referirse a las reglas que había que seguir para mantener el orden social.

En este sentido, parte de los deberes de un monarca era establecer las leyes o normas que permitieran la convivencia y las sanciones correspondientes en caso de incumplimiento.

Sin embargo, el término adquirió nuevos significados a finales del siglo XIX con el advenimiento de la Revolución Industrial, el posterior capitalismo y las nuevas dinámicas económicas y sociales. En su momento, el movimiento socialista británico sería el encargado de adoptar el concepto para proponer una distribución equitativa de los bienes dentro de una sociedad que recuerda la visión aristotélica de la justicia distributiva.

En 1919, al final de la Primera Guerra Mundial, la Organización Mundial del Trabajo incluyó esta idea en el primer artículo de su constitución, afirmando que la paz duradera solo es posible si se basa en la justicia social.

En 1931, la Iglesia Católica menciona el término por primera vez en su enseñanza social, que fue aprobada por el Papa Pío XI. se utilizó, que establecía que la justicia social debe aplicarse de manera que se reduzca la brecha entre los ricos y los más pobres.

Por otro lado, en 2007, la Organización de las Naciones Unidas declaró el 20 de febrero de cada año como 20 de febrero. Día Mundial de la Justicia Social.

Ver también:

la justicia como valor

La justicia como valor es el principio moral de todo individuo que elige vivir y dar a cada uno lo que es suyo. La justicia forma parte de los valores sociales, morales y democráticos, de ahí su importancia.

La justicia es una virtud que todos los individuos deben poner en práctica con coherencia y en pos del bien propio y de la sociedad.

Se espera que cada individuo respete…