Significado de ⚡ [2021] 10 alimentos ricos en probióticos que no son yogur ahumado

GettyImages 723521251 2000

Un viaje al supermercado y recordará que los probióticos, una de las últimas tendencias en la industria del bienestar, son omnipresentes. El mensaje de los probióticos parece estar llegando: los alimentos ricos en estas bacterias pueden proporcionar una variedad de beneficios para la salud intestinal. Desde suplementos dietéticos hasta inyecciones de probióticos, el mercado se está expandiendo a medida que los consumidores toman en serio la posible conexión entre el microbioma (es decir, los organismos que viven en su cuerpo) y la salud en general.

Pero no podemos hablar de probióticos sin mencionar los alimentos naturalmente ricos en ellos: los alimentos fermentados. Antes de que existieran las técnicas modernas de refrigeración, los chefs usaban la fermentación para conservar los alimentos. La fermentación es el proceso químico mediante el cual los azúcares de los alimentos se descomponen (por bacterias y levaduras) para que duren más.

Hoy en día, los alimentos fermentados, que contienen cultivos vivos de microorganismos también conocidos como probióticos, están de moda por sus beneficios para la salud. Los probióticos son esenciales para mejorar la salud intestinal y el proceso digestivo. Una revisión reciente en Biotecnología farmacéutica actual señala que también puede haber vínculos entre el uso de probióticos y la prevención de la ansiedad y la depresión.

Alimentos fermentados y probióticos

Los probióticos que se encuentran en los alimentos fermentados varían de un alimento a otro. Sin embargo, los más comunes incluyen microorganismos Lactobacillus, Saccharomyces boulardii y Bifidobacterium grupos.

Pero antes de comprar cerveza y vino (después de todo, son fermentados) con la esperanza de aumentar su consumo de probióticos, sepa que es posible que los probióticos no se encuentren en todos los alimentos fermentados. Según Harvard Health Publishing, a la cerveza y al vino se les eliminan los probióticos antes de embotellarlos. Las altas temperaturas al hornear y enlatar inactivan los microorganismos, al igual que el encurtido con ácidos como el vinagre.

La incorporación de alimentos fermentados en su dieta es una obviedad. Ayudan a mantener tu intestino sano, lo que a su vez puede alterar tu estado de ánimo e incluso detener la aparición de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson. Solo asegúrese de buscar etiquetas que digan que son fermentados naturalmente o que contienen cultivos vivos (como es el caso del yogur).

11 alimentos ricos en probióticos que no son yogur

Desde el cultivo vivo de microorganismos que convierten la leche en yogur hasta la fermentación natural del repollo en kimchi, aquí hay 10 alimentos naturalmente ricos en probióticos.

Trozos de tempeh en una tabla de cortar con un cuchillo
10 ALIMENTOS RICOS EN PROBIÓTICOS QUE NO SON YOGUR

Crédito: Harald Walker/EyeEm/Getty Images

1. tempeh

El tempeh es un sustituto común de la carne elaborado con soja hervida y fermentada. El proceso de cocción convierte el tempeh en tortas densas que se pueden cortar en tiras o cubos, perfectas para asar a la parrilla o saltear.

Aunque el tempeh es principalmente conocido por su sabor a nuez, su textura masticable y su capacidad para absorber adobos, sus beneficios reales radican en su contenido nutricional. Según el USDA, una porción de tempeh de 200 calorías proporciona 21,1 gramos, o el 42 por ciento del valor diario de proteína. También es rico en minerales como potasio, hierro y magnesio y contiene los nueve aminoácidos esenciales, lo que lo convierte en una fuente completa de proteínas de origen vegetal.

Prueba esta receta de tempeh: Tempeh BLT (TLT)


Miso son soja fermentada
10 ALIMENTOS RICOS EN PROBIÓTICOS QUE NO SON YOGUR

Crédito: kumacore/Getty Images

2. miso

¿Sabes ese sabor umami que experimentas cuando comes un tazón de sopa de miso? Todo gracias a la pasta de miso, una pasta fermentada hecha de cebada, soja o arroz. Según la investigación, el miso contiene aproximadamente 10² a 10⁷ unidades formadoras de colonias (UFC) por gramo de probióticos, lo que lo convierte en una excelente fuente de alimento natural para las bacterias intestinales beneficiosas.

El miso se usa típicamente en sopas y ensaladas, pero también se puede usar en adobos de mariscos y carnes. Recuerde que un poco va un largo camino.

Prueba esta receta de miso: Filete de falda glaseado con miso

Tazón de yogur blanco con arándanos y frambuesas encima
10 ALIMENTOS RICOS EN PROBIÓTICOS QUE NO SON YOGUR

3. Yogur

Quizás una de las fuentes más conocidas de probióticos, el yogur se elabora mediante la fermentación de la leche. Busque yogur comprado en la tienda que diga «cultivos vivos y activos», ya que esto indica que el yogur tiene un alto contenido de microorganismos inocuos para el intestino.

Los productos lácteos fermentados como el yogur suelen contener menos lactosa que la leche entera y son más adecuados para las personas con intolerancia a la lactosa, explica el USDA. Hoy en día, el yogur se puede hacer incluso con leches de origen vegetal como la leche de coco o la leche de almendras.

Prueba esta receta de yogur: Yogur casero auténtico

Granos de kéfir de leche probiótica orgánica, hongos tibetanos, granos de kéfir en cuchara de madera con vaso de kéfir. Cubierto Rústico, Mesa de Madera, Cucharas y…

⚡ [2021] 10 alimentos ricos en probióticos que no son yogur ahumado