60 ejemplos de parábolas o comparaciones

El símil es una figura literaria o retórica que consiste en la comparación de dos términos que tienen una propiedad común. Contrariamente a la metáfora, el símil requiere el uso de conectores, entre los que se destacan los siguientes: Qué, cual, Qué, Similar a, similar, Similar aetc. A continuación se presentan algunos ejemplos de parábolas o comparaciones en expresiones populares, poesía y fuentes bíblicas.

Parábola en expresiones populares

  • Luis es tan escurridizo Qué un gato.
  • Tus ojos son Qué dos luces
  • tembló Qué Gelatina.
  • Luis es un cobarde Qué un ratón.
  • son tan similares Qué dos gotas de agua.
  • José es valiente Qué un leon.
  • dormir Qué un bebé.
  • Su textura es rugosa Qué una corteza de árbol.
  • Es fuerte Qué El acero.
  • Estaba oscuro Qué boca de lobo.
  • es tan fácil Qué Una pluma.
  • estaba inmóvil Qué una estatua.
  • canta Qué un canario
  • era Qué cordero para el matadero
  • Tus ojos son Qué zafiros
  • su sonrisa era radiante Qué la luna en la oscuridad
  • se pudo sentir un estruendo Qué para luchar contra las bestias.
  • es tan leal Qué un perro.
  • si discuten, son Qué ganado.
  • trama Qué buitres en la caza
  • Resucitado de las cenizas cual Fénix.
  • yo abrazo cual si fuera la última vez
  • Cual gacela asustada, el ladrón se escapó.
  • Cual Poncio Pilato, el gobernador, rehuyó toda responsabilidad.
  • esta mas enredado Qué un kilo de remolque.
  • esta pelicula es mas larga Qué un dia sin pan
  • arrepentirse Qué un matrimonio forzado.
  • es papal Qué papa.
  • come más Qué archivo nuevo
  • es sordo Qué una pared

También te puede interesar…

parábola en poesía

Untaré mis obras con tocino
¿Por qué no la muerdes, Gongorilla,
perro de los molinos de castilla,
aprendido en la burla, cual niño de la calle
Francisco Quevedo

Finalmente llegué a tus manos
Sé que debo morir tan duro
que incluso alivian mi cuidado en caso de quejas,
Qué ayuda, ya me ha defendido…
garcilaso de la vega

A veces Qué Una moneda iluminó un trozo de sol en mis manos.
Pablo Neruda

El viento hace de mi casa su circulo de sollozos y gritos
y quiebra Qué un cristal, mi llanto.
gabriela mistral

Caminas por el abismo de mis penas
Qué un rayo de luna sobre los mares…
Queridos nervios

ardor, rabia oculta,
ceniza loca,
quema invisible, quema
Qué el mar indefenso engendra nubes,
Olas como rencores y espuma pétrea.
Octavio Paz

Llegará el día en que la humanidad
se secará Qué planta fútil…
alfonsobien cancelacion

Sé que la puesta de sol se rompe Qué un héroe fragante.
Adolfo García Ortega

Amo los mundos sutiles
ingrávido y suave,
Qué burbujas de jabón.
antonio machado

La noche de tristeza no conoce límites.
Su sombra en rebeldía Qué la espuma,
derribar muros débiles
se avergüenzan de la blancura;
Noche que no puede ser más que noche.
luis cernuda

coronado de palmeras,
Qué una diosa recién llegada,
ella trae la palabra inédita,
la cadera fuerte
la voz, el diente, la mañana y el crack.
Nicolás Güllen

Nuestras reuniones se hacen
en el momento de ser
que se alimenta y muere
Qué pastor y animal
entre surcos y siglos paralelos.
César Dávila Andrade

Qué la esponja que la sal satura
en el jugo del mar era dulce y tierno
mi corazón lleno de amargura
por el mundo, la carne y el infierno…
Rubén Darío

Quiero que me muestres un grito Qué efecto
Que tenga dulces nieblas y profundos bancos,
Cargar el cuerpo de Ignacio y dejar que se pierda
sin escuchar los dobles jadeos de los policías.
Federico García Lorca

que contacto risueño de tus ojos,
brillante Qué palomas asustadas en la orilla
del agua!
Jaime Sabines

Qué un pájaro cruzando el aire claro
Puedo sentir tus pensamientos viniendo hacia mí
Y aquí en mi corazón construye tu nido.
José Martí

Qué perla perdida en sutil caparazón,
lágrima de las olas que gimen,
entre el cielo y el mar vencido
el alma congela luces agonizantes
y recoge en el lecho de su vida
la causa de sus más profundos dolores.
miguel de unamuno

Oh, la noche tachonada de estrellas
que envió desde todas sus estrellas
la más pura armonía de reflejos
Qué ¡Sacrificio de bodas por mi tálamo!
Julieta de Burgos

Era el murmullo de la vida
temblando de morir,
Qué la ola llegando a la playa
decaer en silencio;
donde se cierra la tumba
abre una eternidad
todo lo que ambos callamos
tenemos que hablar de eso.
Gustavo Adolfo Bécquer

Hoy te mando estas flores que mi mano
recién cortado
¿Qué pasa si no los recojo más temprano hoy?
el amanecer los habría encontrado tiesos.
Recuerdan el destino humano,
por tus gracias y verdaderas bellezas
Estarás exhausto en un día no lejano
y serán pronto Qué Flores muertas.
Pedro por Ronsard

parábola en fuentes bíblicas

te colmaré de bendiciones y multiplicaré tu descendencia Qué las estrellas en el cielo y Qué la arena junto al mar.
Génesis 22:17

Qué un lirio entre los cardos
Ella es mi amada entre los muchachos.
cancion de canciones 2, 2

¡Dichoso el que teme al Señor y sigue sus caminos!…
sera tu esposa Qué una vid fructífera en el seno de tu casa;
Sus niños, Qué Brotes de olivo alrededor de tu mesa.
Salmos 128, 1.3

Cuando vio a la multitud, se compadeció de ellos, porque estaban cansados ​​y desalentados, Qué oveja sin pastor
Evangelio de Mateo 9:36

De cierto os digo, si tuviereis fe Qué un grano de mostaza, le decían a ese cerro: “Aléjate de allí y ve más allá”, y el cerro…